martes, 23 de enero de 2007

PENSAMIENTOS

Un lugar abismal con las paredes abigarradas, lleno de lágrimas, pequeñas y bonitas lágrimas.
Cogidos por una mano que ayuda a sostenerse.
Ayuda, Ayuda, Ayuda.
Esa pequeña ayuda que te da esa mano,
Para no hundirte en las lágrimas;
Esas palabras de un pajarito que te dice: “Ya tienes tu ayuda”, “Ya tienes tu ayuda”.
Bajando la voz muy lentamente, hasta que una voz fuerte, y otra mano más,
Te saca del abismo.
Así son tus TUS AMIGOS. Pajaritos y dos manos, una de amistad y otra de seguridad,
Que te ayudan a salir de los baches.
Te quieren, no los abomines, sólo te quieren ayudar, sólo te quieren apoyar, sólo….

AYUDAR.
Laura Lucena Méndez